“Respeto por la vida: No más muertes”

“Respeto por la vida: No más muertes”

Los venezolanos nos caracterizamos por ser personas pacíficas,  solidarias, alegres y humanas, Nuestro sentido de hermandad ha prevalecido independientemente de las diferencias de pensamiento o ideología política. Blanco,  verde,  amarillo,  naranja y rojo,  podíamos convivir,  respetando nuestros criterios,  sin discriminación. 
Lo que hemos vivido en los últimos días,  además de inhumano y atroz,  es una manifestación viva del canibalismo por el poder,  no importa asesinar a personas inocentes que manifiestan pacíficamente para lograr un cambio positivo y el avance de nuestro país. Imponerse en el poder es más importante que el clamor de la mayoría. El irrespeto de los derechos humanos es el plato fuerte de cada día,  además de una violación flagrante de nuestra legislación a todo nivel.
No es posible que los órganos de seguridad levanten sus armas contra sus mismos hermanos venezolanos, que están protestando por el bienestar de todos,  incluso por el de ellos y sus familiares. Mientras la delincuencia aumenta,  los órganos de seguridad están prestos para reprimir las manifestaciones,  mediante el uso de la violencia,  contra gente inocente, algo completamente contradictoria e ilegal.
La pérdida de valores, incluso de las personas que se benefician del gobierno,  que sin temor de Dios  son capaces de arremeter contra sus propios hermanos venezolanos.
Es inconcebible el asesinato a toda costa de gente inocente, que solo tiene como arma su propia voz y su voluntad de manifestar por un mejor futuro, en donde exista calidad de vida. Vivir en paz y en democracia son derechos insoslayables de todo venezolano.  No es sano un gobierno que pretende perpetuarse en el poder, que no admite oposición alguna y que abusa de su autoridad en contra de quien lo adversa,
No existen palabras que consuelen a una madre que ha perdido a su hijo mientras luchaba por exigir un mejor porvenir para todos. El asesinato de personas inocentes, deja en evidencia que este gobierno no respeta la vida y la dignidad humana, justificando vilmente cada muerte de manera descarada. Cada uno de los caídos en esta lucha son ángeles que desde el cielo nos seguirán guiando para  conseguir el camino de la paz y la libertad. Nunca debemos olvidar sus nombres y debemos llevarlos en nuestro corazón con honra y orgullo,  porque quien es capaz de dar su vida por el prójimo, luchando por su país, sin armas,  solo con su voz y su voluntad,  merece el calificativo de héroe. 
Venezuela vivirá momentos de gloria, porque la perseverancia traerá alegría y aires de libertad. Dios está con nosotros y esta observando todas las injusticias cometidas en contra de gente inocente y si hay algo seguro en la vida es que de la justicia divina nadie se escapa.
Dios bendiga a Venezuela,  viva su gente llena de esperanza y fe. No dejemos de orar, porque quien pide con fe, recibe.  
Nilmary Boscan Maldonado
Abogada
Twitter: @nilmarykris

COMPARTIR

Facebook Commentarios

0 comentarios:

Por favor deja aquí tus comentarios: