En Venezuela el cambio político no será televisado

En Venezuela el cambio político no será televisado

A mediados del año 2013, como bien lo ha recordado Edgard Gutiérrez, sostuvimos en una presentación del Grupo Jirahara que el cambio político democrático en Venezuela no iba a ser televisado. No se trataba de un ejercicio especulativo. Se iniciaba el gobierno de Nicolás Maduro en aquel momento, pero ya era notorio el nuevo esquema oficial en materia de medios y comunicación: hegemonía y control.
La primera directriz pública de censura, de lo que pasaría a ser recurrente en estos años, la dio Maduro pocas horas antes de asumir oficialmente como presidente electo. El 18 de abril de 2013, antes de viajar a reunirse con Unasur, Maduro le advirtió en una cadena nacional de radio y televisión al canal Televén que dejase de transmitir los mensajes de Henrique Capriles. “Seré un presidente de mano dura”, advertía ya Maduro el día antes del acto de investidura que tuvo lugar al día siguiente, el 19 de abril de 2013.
Un mes después un Nicolás Maduro ya en funciones se reunió con los presidentes de Televén y Venevisión y se consumó el blackout que desde entonces afecta a Capriles y en general al liderazgo opositor, el cual ha quedado reducido a las reseñas de un minuto en algún noticiero televisivo y entrevistas matutinas dominicales.

De forma paralela con el inicio del gobierno de Maduro se registró la metamorfosis en Globovisión, tras su cambio de propietarios, que implicó también un cambio muy relevante: el canal de noticias dejó de ser la tribuna opositora por excelencia.
Un par de tesis de grado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) registraron los cambios. En el trabajo de Oriana Trejo se evalúa el paso hacia la neutralidad en las informaciones en el canal de noticias, mientras que la investigación de Jessica Viloria y Adriana Tamayo ubica la venta de Globovisión dentro de un marco general de la paulatina desaparición de los programas de opinión en la televisión venezolana.

La política de controles sobre la pantalla, en el gobierno de Maduro, se extendió también a las señales de televisoras internacionales a través del servicio por suscripción, aumentando el cerco.

Leer más en: El Estímulo 

COMPARTIR

Facebook Commentarios

0 comentarios:

Por favor deja aquí tus comentarios: